Historia

La ciudad de Águilas fue una de las pioneras a la hora de introducir la práctica del fútbol en España. Con el desarrollo de la economía local, gracias a la construcción del ferrocarril y de las obras del puerto, se establece una pequeña colonia inglesa en la localidad cuyos fines eran comerciales, la cual popularizó el fútbol al llevarlo a la práctica en sus playas durante la década de 1880.

Sería el escocés John Gray Watson, afincado en Águilas y llegado a la localidad en 1893 con propositos empresariales, el principal impulsor del fútbol entre la juventud local. Así mismo, fue el aguileño Ginés García Abellán quien importó un balón que procedía de la ciudad escocesa de Aberdeen en 1896, a consecuencia de una estancia en aquellas tierras para aprender a hablar inglés. Pronto el joven emigrado y conocedor de este deporte tan novedoso llamado foot-ball lo divulgó entre amigos y conocidos, comenzando a practicarlo en los terrenos de La Cerca. Así pues, a finales de la década de 1890 se jugaba al fútbol de forma habitual tanto por jovenes de la localidad como de la colonia inglesa establecida en la misma, disputando encuentros entre ambos.

El primer club local en aparecer cronológicamente fue el denominado de manera popular como Sporting Club Aguileño. Este club surge de la selección de los mejores jugadores de ambos bandos, los cuales aunaron fuerzas para poder enfrentarse en condiciones a las eventuales formaciones de marineros procedentes de buques británicos. Nacido en 1900 bajo la tutela de Juan Gray el cual ejercía de presidente y entrenador, el equipo disputó numerosos encuentros frente a equipos de localidades próximas como Lorca o Cartagena, las cuales ya disponían de equipos, o frente a escuadras de marineros ingleses que estaban de paso. En 1903 inauguran el Campo de las Palmeras situado en la Rambla de las Culebras, para pasar luego a las inmediaciones de la estación del Ferrocarril.

El equipo fue inscrito en el Registro de Asociaciones el 10 de febrero de 1905 con el nombre de Águilas Foot-ball Club, siendo la primera sociedad murciana dedicada a la practica del fútbol legalmente constituida. Pese a su denominacion oficial, el equipo también era conocido como Águilas Sporting Club, debido a que sus miembros practicaban en ocasiones otras modalidades deportivas. Su primera indumentaria estaba compuesta por jersey azul a rayas blancas horizontales de distinto grosor y pantalón negro. La importancia del club aguileño tomó amplia notoriedad en la zona y en todos los encuentros que disputó obtuvo la victoria ganándose el título de invencible, logrando mantenerse invicto y sin encajar ningún gol. Sin embargo, la ausencia de rivales de entidad a principios del siglo XX y la dificultad en los desplazamientos fue determinante para su desaparición en agosto de 1907, una época en la que el fútbol todavía era un deporte extraño y elitista.

A principios de 1910 le surge un sucesor, el C.D. Aguileño, quien liderado por Jonh Gray retoma el interés por el balompié y hace que años después, concretamente en 1913, se consiga el estreno el 19 de enero con un encuentro entre el C.D. Aguileño y la Sociedad Levantina y resultado de empate 2-2, de uno de los campos más antiguos del territorio nacional: el Campo de "El Rubial". El uniforme de este club estaba compuesto por camisa a rayas blancas y azules y pantalón blanco.

Este club representó a la ciudad en innumerables encuentros por toda la geografía nacional durante el primer cuarto del siglo XX, participando en los Campeonatos de Levante (siendo Campeón en la temporada 1918/19) y en la Copa de España en la edición de 1919, hasta que lamentablemente acabaría desapareciendo en 1921 a causa de sus males económicos unido a su mala relación con la Federación Levantina. No obstante, la afición proseguía con la práctica deportiva y de ella nacieron otras entidades deportivas que practicaban el fútbol como los recordados Arenas ClubGimnástico o Universitari.


En enero de 1925 toma cuerpo la idea de constituir un nuevo club en la ciudad por parte de antiguos miembros del desaparecido C.D. Aguileño junto a otros jóvenes de la localidad. En un principio se barajó recuperar el nombre del club defenestrado años atrás, pero tal idea es rechazada por tener que asumir las deudas pendientes, (alrededor de 2.000 pesetas de la época) que éste dejó con la Federación Levantina. Así pues, bajo esta denominación provisional juegan su primer encuentro el 1 de febrero entre dos equipos del mismo club.

El club presenta sus reglamentos en el Libro del Registro de Asociaciones del Gobierno Civil el 5 de mayo de 1925 y, finalmente, el 22 de mayo son aprobados constituyéndose de forma legal el Águilas Foot-ball Club, sociedad que a partir de esta fecha va a ser la insignia deportiva de la localidad con una peculiar indumentaria compuesta por camiseta blanca en la parte superior y de color rosa en la inferior de hombros hacia abajo con pantalón y medias negras, y que décadas más tarde recupera los colores blanquiazules de sus antecesores. Con sede en la calle Conde de Aranda, 5, su primer encuentro lo disputó el 18 de abril frente al Almería F.C. Iniciados los Campeonatos Regionales de Primera y Segunda Categoría a finales de los años veinte, participará en el segundo de ellos consiguiendo estar durante muchas temporadas en el mismo, destacando un cuarto puesto la sesión 1929/30, hasta que la Guerra Civil imponga una parada obligatoria.


Tras el paso de ésta, reiniciará sus actividades en la misma categoría cambiando en 1941 de denominación al aplicarse la nueva Ley que suprime los extranjerismos. La entidad murciana adopta el nombre de Águilas Club de Fútbol, pasando a usar camisa blanca y pantalón negro, consiguiendo más tarde el Campeonato de la campaña 1946/47 de Primera Categoría con Antonio Navarro Navarro en la presidencia. Pasando a establecer su sede en la calle Quintana, 3, la sesión 1947/48 finaliza tercero ahora con Alfonso Jiménez Martínez en la presidencia de la sociedad aguileña. Cerrará la década de los años cuarenta con un aceptable cuarto puesto la temporada 1949/50.


En la temporada 1951/52 recupera los tradicionales colores aguileños con camisa a listas blancas y azules y pantalón blanco, para un par de temporadas más tarde emplear pantalón azul. Sin embargo, el ansiado ascenso a Tercera División se hace esperar más de la cuenta y no llegará hasta el término de la temporada 1955/56 con Fermín Asensio Díaz en la presidencia, iniciándose con la campaña 1956/57 una época de esplendor la cual durará una quincena de años con una militancia en Tercera División de doce temporadas interrumpidas por el descenso a Regional de la edición 1964/65. En esta etapa su mejor campaña será la 1965/66 con un quinto puesto, siendo el resto de ellas muy discretas en un grupo formado por clubs murcianos, alicantinos y albaceteños principalmente. En la edición 1968/69 descenderá a Regional al quedar decimonoveno en un grupo fortísimo en el que se encuentran rivales de varias provincias.


En Primera Regional y Preferente pasará toda la década de los setenta, alejado de los primeros puestos y distanciado de éxitos anteriores. En la temporada 1979/80 como consecuencia de la creación del grupo murciano de Tercera División, tiene lugar un ascenso masivo de clubs a esta división, entre los que se encuentra el Águilas C.F. pese haber terminado en decimotercero puesto en Regional Preferente.


Paralelamente, en 1977 se funda un nuevo club, el Club Deportivo Aguileño, presidido por Antonio Valero Ruiz intentando rememorar el histórico club aguileño de la década de los años diez. El club compite en Segunda Regional, y tras una breve trayectoria de tres temporadas desaparece en 1980 con Pedro Muñoz Campillo como presidente.


Así pues, la temporada 1980/81 la inicia en una nueva categoría, regresando diez años después a Categoría Nacional. En este reestreno es decimocuarto, puesto que repite en la siguiente edición 1981/82, para mejorar en la 1982/83 y empeorar en la 1983/84. Con estos altibajos se mantendrá hasta la temporada 1988/89 en la que desciende al finalizar decimoctavo. No obstante, la suerte le acompaña puesto que la RFEF decide en esas fechas que cada Comunidad debe de contar solamente con clubs propios de su ámbito territorial, siendo el grupo murciano uno de los afectados pues en ese preciso instante cuenta también con clubs alicantinos. Esta medida hace que el Águilas C.F. pueda continuar en Tercera División al abandonar los alicantinos dicho grupo e ingresar en el valenciano, su territorio natural en todos los sentidos. Aparte de beneficiarse de la medida, con el susto recientemente en el cuerpo se refuerza la plantilla y en la temporada 1989/90 se es subcampeón, aunque un tanto distanciado del líder Yeclano C.F. quien consigue ascender a Segunda División B de forma directa.


Con el cambio de década los rectores del club aguileño se trazan el objetivo de ascender al histórico club blanquiazul a Segunda División B, categoría por la que suspiran desde hace tiempo. El empeño va a resultar bastante difícil de conseguir puesto que las promociones son fases bastante complejas y no basta con tener una buena plantilla, además hay que tener suerte. En la temporada 1990/91 es cuarto, logrando entrar en la Promoción de Ascenso a Segunda División B, sistema recién instaurado ese año en el que se dirime quien asciende de categoría. En esta tentativa casi consigue ascender de no ser por una lamentable derrota en casa frente a la U.D. Oliva, a la sazón posterior Campeón. Ultimos serán S.D. Ibiza y C.E. Banyoles.

En la sesión 1991/92 es subcampeón de Liga, en esta ocasión a un solo punto del sorprendente C.D. Beniel, pero en la Promoción realiza un papel desastroso y obtiene un escaso punto de renta. Será último y descolgado tras los pasos de Valencia C.F. “B”C.D. Premiá C.D. Atlético Baleares. En la edición 1992/93 desciende hasta la décima posición, pero en la siguiente 1993/94 enmienda su campaña anterior y es Campeón de grupo de forma justa al aventajar en un sólo punto al C.D. Roldán. En la Liguilla de Ascenso obtiene los mismos puntos que el Ontinyent C.F., pero el haber perdido un encuentro frente a estos le impide ascender. Ultimos serán F.C. Barcelona “C” C.D. Cala Millor.


En la temporada 1994/95 es subcampeón tras el Lorca C.F., pero en la Liguilla de nuevo yerra y es tercero tras el R. C.D. Espanyol “B” y Pinoso C.F. mientras colista será el C.F. Sóller. En la campaña 1995/96 es cuarto y en la tentativa de ascenso no tiene opción a subir, pues queda último tras C.F. GandíaC.F. Sóller C.E. Europa. En la sesión 1996/97 repite cuarto puesto en el campeonato doméstico para ser nuevamente último en la Promoción, en esta ocasión tras Novelda C.F.Palamós C.F. y C.D. Atlético Baleares. Y por fin llega la temporada 1997/98 con Rafael López Gallego en la presidencia y Luis Antonio Franco como entrenador, en la que es subcampeón tras el Cartagonova C.F. y en la Liguilla se resarcía de seis intentos frustrados consiguiendo ascender a Segunda División B como Campeón al imponerse a: F.C. Barcelona “C”C.D. Olímpic de Xàtiva C.F. Sporting Mahonés.

El ascenso es celebrado con júbilo y en la camapaña 1998/99 se estrena en Segunda B, iniciando una etapa de dos campañas consecutivas en las que pasan por "El Rubial" grandes equipos. Este periodo se vive con intensidad, pues en la sesión 1998/99 se es decimoquinto con gran sufrimiento y en la 1999/00 último, en un campeonato en el que tan sólo se obtienen seis victorias.


La vuelta a Tercera División es aceptable, pues en la campaña 2000/01 se es sexto, mejorando en la siguiente 2001/02 al ser tercero y conseguir promocionar. Sin embargo, en esta fase le falta un punto de suerte ya que acaba igualado a puntos con el Palamós C.F., ascendiendo este por su mayor cuantía goleadora. Últimos serán P.D. Santa Eulália y Burjassot C.F. En la edición 2002/03 es cuarto, siendo superado ampliamente en la Liguilla por Girona F.C. Benidorm C.D.mientras colista será el C.D. Manacor.

En la sesión 2003/04 no logra clasificarse para la Liguilla al ser sexto pero en la campaña 2004/05 se proclama una vez más Campeón de grupo con Francisco Palencia Ibañez como presidente y José Soler Moya como técnico, perdiendo tan sólo dos encuentros en Liga. En las eliminatorias de ascenso, nuevo sistema implantado por la RFEF, se deshace primero fácilmente del Santa Pola C.F., 0-3 en la localidad alicantina y empate 2-2 en casa, y posteriormente con más problemas en la Final del C.E. Mataró, empatando 1-1 en tierras barcelonesas y ganando en El Rubial 1-0. Este segundo ascenso a Segunda División B inicia una etapa de esplendor futbolístico en la localidad murciana que parece ser que se va a extender durante unos años.

Así pues, en la edición 2005/06 llega la que es hasta la fecha la mejor temporada del club en su dilatada historia con un magnífico subcampeonato con José Robles de entrenador, éxito el cual le abre las puertas para disputar la Promoción de Ascenso a Segunda División A. En esta fase es derrotado y eliminado por el Alicante C.F., quien le vence 2-1 en el Rico Pérez y con quien empata 0-0 en El Rubial. La temporada 2006/07 resultará más discreta ocupando un digno octavo puesto final de nuevo con Pepe Soler en el banquillo. En las últimas temporadas de la década ocupa puestos acomodados en la tabla y sin sufrir excesivos problemas para mantenerse.


En 2007, el equipo Águilas C.F. recibió la placa de plata de la Real Orden del Mérito Deportivo otorgada por el Consejo Superior de Deportes.

En septiembre de 2008 se funda en la localidad un nuevo Sporting Club Aguileño, que viste camisa azul con pantalón blanco y disputa sus encuentros en el Campo de Fútbol "Muñoz Calero". Presidido por Claudio Roco, compite la sesión 2008/09 en Primera Territorial entrenado por Jorge Torrecilla con jugadores procedentes en su mayoría del equipo juvenil del Águilas C.F. y de la A.C.R. Escuela de Fútbol Águilas.

En marzo de 2009 dimite el presidente Antonio Vicente ante la poca viabilidad del proyecto, y en el último instante se salda la deuda con los jugadores evitando el descenso administrativo. Durante la campaña 2009/10 la crisis económica se instala de nuevo y se agudiza en la entidad blanquiazul, precipitando su descenso de categoría como colista de grupo y con un futuro de momento incierto.

El 26 de mayo de 2010 se certifica la liquidación patrimonial de todos los bienes del Águilas C.F. para saldar la deuda acumulada de un millón de euros con sus numerosos acreedores, significando su defunción como sociedad deportiva. Unido a ello, el 2 de agosto se hace oficial el descenso administrativo a Regional Preferente por no poder hacer frente al pago de los salarios adeudados a los jugadores, poniendo fin a 85 años de historia como equipo representativo de la ciudad de Águilas.


Todo esto y mucho más se puede encontrar en el Museo del fútbol aguileño, que guarda en su interior historia y verdaderos tesoros del fútbol local, nacional e internacional.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
MÁS INFORMACIÓN | × CERRAR