Orihuela C.F. 2 - 1 Águilas F.C. | CRÓNICA | Caer de esta manera siempre está permitido

Orihuela C.F. 2 - 1 Águilas F.C. | CRÓNICA | Caer de esta manera siempre está permitido
24/03/2024

El Águilas sucumbe ante su falta de gol y pierde en Orihuela un partido frenético en el que se adelantó en el marcador

 

El Águilas Fútbol Club perdió por un gol a dos ante el Orihuela Club de Fútbol en el encuentro disputado ayer en el Estadio Municipal Los Arcos y correspondiente a la jornada 28 del campeonato en el Grupo IV de Segunda RFEF. Los blanquiazules, que posiblemente ofrecieron su mejor versión desde la llegada al banquillo de Iñaki Bea, se adelantaron en el marcador por medio de un gol de Francis Ferrón, si bien se vieron superados por el frenesí de un duelo vibrante y terminaron cediendo dos goles para firmar por primera vez en el curso, y en el día en que menos lo mereció, dos derrotas consecutivas.

La puesta en escena del conjunto de la ciudad costera fue verdaderamente buena. Sin ánimo de restar mérito a su rival, que por algo es el mejor equipo de la segunda vuelta, el Águilas planteó un partido intenso y en el que se vieron reflejadas, por fin, las señas de identidad que Iñaki Bea ha querido implantar en los suyos: líneas juntas, presión alta, ritmo e intensidad y, en definitiva, múltiples vías para vivir más tiempo en campo contrario y generar ocasiones. Los blanquiazules, así pues, fueron una suma de todo eso en la primera parte, pese a que el Orihuela tuvo sus ocasiones y fue, por fases, el dominador del partido. En otras, insistimos, los protagonistas de la posesión vestían de negro y rosa. Se imponía, no obstante, el respeto entre dos equipos que no querían cometer errores que condicionaran el resto de encuentro, por lo que lo más normal era lo que acabó ocurriendo ante la llamada del descanso: un 0-0 en el marcador que nadie podría tildar de injusto.

En la segunda parte, sin embargo, el partido saltó por los aires. Tanto el Águilas como el Orihuela dieron sendos pasos adelante que, más pronto que tarde, convirtieron el duelo en un correcalles que sonaba a bendición para el aficionado (sobre todo, para el neutral) y a migraña para cualquier entrenador, si bien es conveniente apuntar que ninguno de los dos que ayer se sentaron en los banquillos del Municipal Los Arcos le hicieron el más mínimo asco a esa posibilidad. Y, así las cosas, llegó el primer gol de la tarde/noche.

En el 55’, Francis Ferrón vio adelantado a Aitor Arias y probó su velocidad de reacción con una vaselina desde 25/30 metros que se coló en la portería. Los blanquiazules, lejos de echarse atrás, hicieron caso a las exigencias de su nuevo míster y apretaron en busca de un segundo gol que ampliase la distancia. Isi Ros, muy activo en ataque, anduvo cerca de encontrarlo con un disparo que, esta vez sí, fue atajado por el portero local.

El Orihuela, auspiciado por la valentía en los cambios de Sergi Guilló y el empuje de su afición, se encomendó al talento de su línea de mediapuntas para hacer el 1-1 en una gran acción personal de Hamza, quien en opinión del que escribe, protagonizó la mejor actuación individual de un adversario en lo que llevamos de campaña. El ‘16’ oriolano también participó en la jugada del 1-2 definitivo, obra de Florian.

Iñaki Bea tiró entonces de pura artillería e introdujo en el campo a Karim Abubakar, quien se sumó a Francis Ferrón, Solano, Aitor Pons e Isi Ros en un once ultraofensivo que se parecía más a la alineación propia de un futbolín. El Águilas apeló a la épica y a todo cuanto se les ocurra en busca de un empate que, pese a las múltiples ocasiones generadas, nunca llegaría. Y obviamente no se puede decir que no importara, pues el peor resultado posible del fútbol es una derrota, pero sí es de recibo explicar que, si el pasado fin de semana se habló del peor partido de la temporada, lo de ayer fue algo completamente diferente. Porque sí, los blanquiazules acabarán otra jornada fuera de los puestos de playoff; y sí, perdieron, pero ante un gran rival, compitiendo hasta las últimas consecuencias y, muy probablemente, sin merecerlo. Y ante eso, al menos en opinión del que escribe, caben pocos reproches. Cartagena ‘B’, no hay más.

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------

Águilas Fútbol Club: Iván Buigues, Joel, Pladevall, Pelón (Karim Abubakar, 82’), Góngora, Mario Abenza, Tropi, Isi Ros, Damián (Solano, 66’), Sandji Baradji (Aitor Pons, 66’) y Francis Ferrón.

Orihuela Club de Fútbol: Aitor Arias, Marc Sirera, Fran Martínez (Aschalew, 71’), Espejo (Sebas Chalbaud, 56’), Goyo (Brian 71’), Booker (Kamal, 56’), Alu Koroma (Escobar, 67’), Hamza, Juanmi Callejón, Miguel de las Cuevas y Florian.

Árbitro: García Padilla. Amonestó a Tropi, Sandji Baradji, Florian, Booker, Isi Ros y Blas.

Goles: Francis Ferrón (0-1, 55’), Hamza (1-1, 62’) y Florian (1-2, 78’).

------------------------------------------------------------------------------------------------------